FRANCISCO HERNÁNDEZ TERRONES “Patetos”

Francisco Hernández Terrones, más conocido como “Patetos”, es una persona muy querida en nuestro pueblo y vinculado desde niño al mundo del deporte. Esta afición se arraigó mucho

más con la inauguración del polideportivo en 1971; primero como deportista y más tarde compaginando su actividad de tiempo libre con su profesión como Técnico Deportivo.

A lo largo de los años practicó muchas disciplinas deportivas: baloncesto, voleibol, balonmano, fútbol sala, tenis, tenis de mesa, atletismo, natación, senderismo, mountain bike, etc. Sus

primeras medallas fueron en natación y baloncesto. Ganador de unas 24 horas de Fútbol Sala. Con 15 años fichó como portero de fútbol con el Águilas C. F. Juvenil, debutando con 16 años

con el primer equipo, por lesión de los dos porteros. Por aquellos años pudo haber fichado con los juveniles del Real Murcia y con el Rayo Vallecano, pero una lesión en los hombros le

impidió seguir jugando.

En 1975, junto a Jacobo Hernández y los hermanos Muñoz Yesares, reiniciaron los exploradores, desaparecidos cuando terminó la Guerra Civil.En 1990 fundó la escuela de fútbol en Águilas junto con José María Jareño, Manolo Quereda, Bernabé Soto y más compañeros; quedando “Patetos” como Director Técnico de la escuela durante muchos años.

Como entrenador llevó a todas las categorías de fútbol base y senior de Águilas, además del Águilas Promesas y otros equipos de fuera de la localidad como el San Miguel de Pulpí, el

Cuevas C.F., el Pulpileño, haciendo con todos ellos una buena labor y logrando que fueran subiendo de categoría. Su pasión por la escuela de fútbol le llevó a renunciar a entrenar al

Águilas C.F. pensando en consolidar el fútbol base de nuestro pueblo. En el año 2003 ganó el trofeo al mejor entrenador de fútbol Regional en la Provincia de Almería.

Fundadores del Club Natación de Águilas junto a Silvestre la Rea, Mario López, José Luis Bajo, Jaime Carrasco, etc., siendo el primer presidente y en 1989 fue nombrado presidente

honorífico. Enseñó a nadar a centenares de personas de todas las edades en los cursos del Patronato Deportivos Municipal. Cursos especiales dirigidas a embarazadas, Matronación, enfermos

mentales y personas con dificultades físicas. Formado como socorrista acuático en instalaciones deportivas. Especializado en la organización de eventos deportivos, galas benéficas deportivas para

distintas asociaciones: Cáncer, Afemac, Cruz Roja, etc.; fue vicepresidente de la asociación AFEMAC (Asociación Salud Mental Águilas); participó en el primer seminario Internacional del

fútbol base en España, organizado en Benalmádena Málaga, en el año 1991. Colaboró recientemente como ideólogo y promotor con música del grupo “Los puntos” en el musical

benéfico llamado “Cuando salga la Luna”. Teniendo todas estas actividades un mismo hilo conductor: Patetos siempre está para los demás. 

Dio clases de Educación Física en el Colegio San Juan de las Águilas y en el Colegio Virgen de los Dolores.En 1980 entró a trabajar como Monitor de Cultura Física y más tarde aprobó las oposiciones

como Técnico Deportivo; su formación le sirvió en su vida profesional. Del año 2007 a 2011 fue Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Águilas; pudiendo disfrutar del deporte desde otra perspectiva.

Patetos sigue hoy, al pie del cañón, colaborando siempre que puede en cada una de las actividades que desde cualquier asociación se le propone. Tendríamos para muchas páginas si contásemos las anécdotas que tiene Patetos pero hay una que recuerda especialmente y es que con siete u ocho años, estaban deseando que llegara el verano porque bañándose en el puerto los extranjeros les tiraban monedas y las cogían del fondo con la boca y así lograba conseguirlas para sus gastos. Cuando jugaba con los juveniles fueron a jugar un partido de fútbol, cuando estaban jugando el árbitro se sacó un penalti de la manga contra el Águilas, Patetos se preparó para pararlo, pero se acercó el árbitro y le dijo que si querían salir vivos que no se moviera y así lo hizo, llevándose las felicitaciones del árbitro aunque el gol se lo marcaron.

Estaban de acampada, a unos 25 kilómetros de distancia, Jacobo (federado en balonmano) y Patetos (federado en fútbol) y decidieron venirse andando todos esos kilómetros como calentamiento antes de jugar el partido. 

Desde este escrito quiero hacerle un pequeño homenaje a Francisco Hernández Terrones “Patetos” en el que con un carácter amable, servicial, valiente y luchador ha dedicado una vida

entera a los demás, dejando huella en cada uno de los alumnos que ha tenido por su enseñanzas en lo deportivo y lo que es más importante en valores como el respeto y la educación. A título personal agradecerle el cariño que nos muestra a mí y a mi familia y que es recíproco. ¡Gracias amigo!


AUTOR: Juan Hernández Calvo