Broche de oro al Ciclo de Conferencias Mirando al Mar

Andrés Escarbajal puede presumir con razón de haber mantenido como Director el nivel de ediciones anteriores del Ciclo de Conferencias Mirando al Mar.

Asistimos a la inauguración con la ponencia de lujo de José Manuel López Nicolás, y aunque otros compromisos profesionales no èrmitieron acudir a las de Francisco de Haro y Paca Baraza, esta noche no nos queríamos perder la clausura y afortunadamente no lo hemos hecho.

Sólo un Ciclo de Conferencias como éste nos puede permitir disfrutar de 2 profesionales de primera línea apasionados con la arqueología, uno aguileño y otro cartagenero, unidos por esa pasión común.

Y aunque tenían a buen seguro material para tener entretenidos y pendientes de sus explicaciones a los asistentes que han llenado el Salón de Actos de la casa de Cultura durante varias horas, han respetado los plazos impuestos por Andrés Escarbajal y a todos nos ha sabido a poco.

Si Juan de Dios Hernández nos ha puesto en antecedentes de como se inició esta campaña de excavación en la isla del Fraile, con los numerosos trámites burocráticos con las diferentes administraciones, superados afortunadamente, y salpicados de detalles simpáticos o referencias a “Hugo” el espía británico que habitó la isla allá por el año 1912 y las primeras prospecciones en un Land Rover con una canoa encima para atravesar el mar en condiciones más que regulares, Alejandro Quevedo ha entrado en detalle de los descubrimientos tanto terrestres como submarinos realizados en las 2 campañas llevadas a cabo hasta el momento y que atesora piezas únicas como una asa de bronce ya restaurada usada como ornamento de las vasijas.

Unos hallazgos, que han permitido encontrar piezas hasta del Siglo I AdC y para los que no se han puesto límites, destacando contar con enterramientos únicos en la Región de Murcia y que servirán para datar piezas similares encontradas en países tan lejanos como Turquía y en el que colaboran, dada su importancia, universidades como la de Génova en los análisis tipológicos y caracterización, la de Jaén en el análisis microestratigráfico, la Complutense de Madrid en el estudio de las estructuras o la de Marsella en las pruebas de química y arqueozoología.  

Lo dicho, un broche de oro.


AUTOR: Redacción