El plan del Ministerio sobre el trasvase Tajo Segura, a examen

El Instituto de Ingeniería de España celebra la jornada ‘El Trasvase Tajo-Segura en la nueva planificación Hidrológica’, y aporta soluciones del colectivo de ingenieros. El Trasvase Tajo-Segura se encuentra en un momento crítico, debido a la propuesta del Ministerio de Transición Ecológica de subir los caudales y reducir las transferencias al Levante, a cambio de más desalación.

Con el objetivo de analizar este plan y proponer soluciones alternativas, el Instituto de Ingeniería de España a través de la Asociación de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y la Asociación de Ingenieros Agrónomos, ha celebrado la jornada ‘El Trasvase Tajo-Segura en la nueva planificación Hidrológica’, con la participación de diferentes profesionales del sector

El Ministerio para la Transición Ecológica estima en 1.600 millones de euros la inversión a través de los Fondos Europeos de Recuperación que se destinarán a las cuencas del Tajo y Segura para incrementar progresivamente el caudal ambiental en el Río Tajo (especialmente en la zona entre Aranjuez y la cabecera del Tajo). Su intención es elevar el caudal mínimo actual de 6 metros por segundo, hasta los 8,7 en el año 2027. Esta medida tendrá un gran impacto en la tarifa del agua desalada en la región de Murcia para el regadío y abastecimientos.

El propio Ministerio indica que este plan se enmarca en el contexto de cambio climático y trata de mejorar los ecosistemas y la calidad del agua, por tanto, considera que es necesario recortar el trasvase, ya que estima que habrá menos aportaciones en el año 2050.

Sin embargo, estas prácticas están generando controversia entre los diferentes colectivos, porque los precios se incrementarán y se trasladarán a los usuarios. Asimismo, los ingenieros, no podemos asegurar los efectos medioambientales que traerá el cambio cliático a largo plazo.

Los profesionales presentes en el acto aportaron soluciones a la problemática actual del sector. En concreto, José Trigueros, Presidente del IIE, asegura que el objetivo es: “que las infraestructuras no se vean afectadas por el vaivén ecológico. Nadie podía prever lo que ha venido en el tiempo y eso hace reflexionar sobre la planificación hidrológica”. Asimismo, el Presidente insta a la población a “alzar la voz” para conseguir un plan hidrológico que beneficie a las diferentes partes afectadas en el proceso.

Por su parte, Mª Cruz Díaz Álvarez, Presidenta de la Asociación de Ingenieros Agrónomos y portavoz del Instituto de Ingeniería de España, considera que: “nuestro principal objetivo es la seguridad alimentaria, que todos podamos comer y en esto influye de forma exponencial el suelo que tenemos. Antes teníamos media hectárea cultivable por habitante y, hoy en día, no llega a una quinceava parte, cada vez tenemos menos suelo; por otro lado, el clima es incierto; y el agua, que es escasa, cada vez es de peor calidad y hay que gestionarla. Tenemos que producir más, con menos suelo”.

Los distintos ponentes de la jornada han subrayado la importancia de que las desaladoras sean un complemento, pero no un sustituto del Trasvase, puesto que podría tener un gran impacto en los consumidores. A tal efecto, consideran necesario solicitar una moratoria a la subida de caudales ecológicos que propone el Ministerio.

La jornada se ha celebrado en el Auditorio Fundación Caja Murcia y ha contado con la participación de diferentes entidades, como la Asociación de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y de la Ingeniería Civil, el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de la Región de Murcia y la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos.

 


AUTOR: Redacción