Priorizar

Hay dos cosas básicas en la vida: saber priorizar y actuar con sentido común. Según Scott Caan “Las cosas buenas suceden cuando se establecen prioridades”. De nada vale mirar para otro lado.

Frente al notable incremento de casos Covid 19 y que, gran mayoría de las Comunidades Autónomas piden el confinamiento, es lo que se debería hacer. Ya hemos aprendido que el virus no entiende de otra cosa. Esto hay que atajarlo ya. Preferible es hacer un confinamiento estricto durante un tiempo. La prevención es fundamental para todo. La vida es lo primero y la salud mental también. Que la economía es un pilar fundamental para un país eso está claro, pero el virus se nos escapa dentro de nuestras limitaciones. De qué sirve querer mantener la economía si aún no se puede. Lo que hay es que dar ayudas y no prolongar más la agonía.

La curva de positivos e ingresados sigue subiendo. ¿Hasta cuándo hay que esperar? Está demostrado, muy a nuestro pesar, que el confinamiento es el camino.

No se trata solo de que el sistema sanitario se colapse, sino también el esfuerzo sobrehumano y prolongado que todo el personal sanitario tiene que realizar, y el dolor ante la impotencia. Los sanitarios están extenuados, pero, como suele decirse, nadie escarmienta en cabeza ajena.  

No se puede permitir perder el control.

Margaret Peters, profesora asociada del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de California refiere que “El tiempo tiene una forma maravillosa de demostrarnos lo que realmente importa”. Sin embargo, debemos procurar acortar el tiempo que dure este mal y, para ello, hay que priorizar la salud de todos.


AUTOR: Lola Benítez Molina