Ausencia de líderes

 

Está de suma actualidad la depresión, tan degradante como ruinosa, en todos los ámbitos, que padece el mundo. Este desequilibrio mundial, que a la inmensa mayoría de las personas nos afecta, es debido a las políticas nefastas de los irresponsables gobernantes de los países democráticos más ricos del orbe en especial las llevadas a cabo por los Estados Unidos de América, Gran Bretaña, Francia, Alemania, etc. Naciones estas regidas por “dirigentes jurásicos”. Por ello, “no tengamos envidia de los que están encaramados, dice Séneca, porque lo que nos parece altura es despeñadero”.

Estas pésimas políticas se deben a la ausencia generalizada de líderes políticos modernos, y a que los que mandan al perder la vergüenza pierden también la confianza y el respeto de la sociedad que obedece. Un mal este que padece cualquier país del orbe tildado de demócrata.

Por otro lado, las compras y las inversiones se hallan bajo mínimos, lo cual repercute directamente en la Bolsa de cada país. El paro aumenta. El gasto público y el poder adquisitivo de los trabajadores decrecen velozmente. El rico es más rico y el pobre más pobre. La “clase media”, la que siempre estabiliza a España y a cualquier otro país, está gravemente enferma en la UCI de cada geografía nacional. Los desafíos hacen evidentes las debilidades de quienes rigen naciones, o comunidades, o negocios… Ello, obviamente, es el resultado de la carencia de líderes políticos modernos, pero también de liderazgos empresariales, sindicales y en otros ámbitos de la sociedad, dejándose ver cierto autoritarismo y falta de empatía. 

En el clásico El Arte de la guerra, de Sun Tzu, señala su autor que “el liderazgo es cuestión de inteligencia, equidad, humanidad, valentía y autoridad”. ¿Poseen nuestros gobernantes, empresarios, regidores de las fuerzas sociales… estas características identificadas por Sun Tzu?  Cada individuo es muy libre de pensar lo que quiera al respecto, pero… ¿se prestan los actuales mandamases para ser emulados por jóvenes, futuros políticos y empresarios y síndicos? Y si no son ellos…, ¿quiénes reúnen actualmente en sus respectivas personas las características de líder, según Sun Tzu, uno de los primeros realistas en ciencias políticas?

A pesar de la crisis mundial que padecemos, abrigo la esperanza de que las nuevas generaciones de políticos, empresarios, sindicalistas… se preocupen y ocupen en ser líderes modernos, siguiendo las tendencias mundiales para lograr liderazgos que beneficien a la sociedad mundial, entre ella, la española.